Agencia de publicidad Estilo y Diseño

Con el respaldo de:
Buscar

Editoriales

2018-04-06COLOREAR MANDALAS: ARTETERAPIA FRUCTÍFERA

Mandala proviene del sánscrito, y significa círculo mágico. El hecho de colorear mandalas, es una forma de arteterapia que permite a la persona, drenar energía y es precisa esta práctica para que los niños estimulen su concentración y despierten su creatividad.

A través del mandala, la persona que dibuja y colorea, expresa sus emociones y al mismo tiempo el colorear un mandala resulta ser un paliativo a los síntomas en  pacientes con cáncer y diabetes por ejemplo, ya que la sintomatología y dificultades que puedan presentase en este el proceso de curación de estos, van disminuyendo o aplacándose, haciendo este transitar más tranquilo, debido a que los pacientes concentran su atención en el colorear. En tanto sanan sus emociones, sanan su cuerpo.

Es de destacar que en la actualidad el mandala es utilizado por médicos, especialistas y psicólogos, así como por profesionales del área legal para conocer emociones o trasfondos en diversos contextos que los niños pueden experimentar y no tienen la facilidad verbal para expresar. En este sentido,  los colores del mandala dicen mucho de las emociones, así como sus líneas y trazos, y formas de colorear, bien sea de manera delicada y armónica o brusca y desordenada. Así pues, sí existe uniformidad en el mandala quiere decir que la persona o paciente se encuentra en armonía con sus emociones y con su alrededor,  pero si los colores salen del dibujo, o incluso se llega a romper la hoja en la cual se realiza el mandala, esto puede denotar un ambiente agresivo y de tensión. Igualmente, se puede vislumbrar rabia, irá, tristeza y depresión, por eso especialista de la salud y del ámbito legal realizan esta práctica, a fin de representar una ventana a la realidad y contribuir a su abordaje y solución.

Sin embargo, la práctica de colorear mandalas, no está exclusivamente dedicada a los más pequeños de casa, también los adultos y jóvenes pueden realizar esta técnica para relajarse, pues el mandala actúa como arteterapia sanadora para traer alegría y vitalidad a cualquier ámbito que deseen cambiar o mejorar quienes lo practican. Acceda como adulto, a nutrir y amar a su niño interno, mediante el mandala.

Algunos de sus colores y significados son:

1.    Azul: Tranquilidad.
2.    Rojo: Depende de su trazo o fuerza, será agresión o vida.
3.    Verde y amarillo: Son los colores de la alegría y de la conexión con la naturaleza.
4.    Violeta: Precisa  cambio de entorno, de situaciones, de realidad actual.
5.    Negro – valor: Denota  un cambio interno.

Para quienes deseen practicar el mandala en forma grupal o individual, esta resulta ser es una línea, camino y técnica de gran aprendizaje, fructífero, que permite la introspección, autoconocimiento, análisis, dinamismo. Además, permite el establecimiento de prioridades, rompimiento de paradigmas y creencias desde el percatarse y darse el permiso para el merecimiento.

Agradecimientos a Estilo y Diseño por su información 

Tags

>> Regresar